Km.0 Pieza Escénica

Km.0 es el resultado de la traducción a escena de una serie de derivas realizadas en Madrid y otros puntos de la península.

Se realizaron paseos lúdicos con el fin de redescubrir y mapear sonidos, colores, olores, micro paisajes, memorias asociadas a los lugares, experiencias y situaciones. Cada paseo ha tenido una pauta de experimentación centrándose en una temática con pautas para mirar desde un lugar determinado. A través de herramientas  escénicas se  construye un mapa colectivo de dichas vivencias.

La pieza investiga sobre la posición espacial, sobre el territorio. Es un juego de orientación en el que se va construyendo un mapa emocional a partir de las experiencias recogidas. Un mapa de orientación para la memoria que juega con lo físico pero también con el acto de recordar.

Advertisements

Deriva #4. Mapa sobre el territorio

Nos hemos mudado al campo, a un pequeño pueblo en los límites de la Comunidad de Madrid, ya en Guadalajara. Esta vez la práctica consistía en realizar pequeñas intervenciones durante el recorrido por el pueblo, microacciones. Con diferentes materiales se trataba de construir un mapa entre todas, testimonio del recorrido a través de las siguientes pautas: marca un perímetro donde algo ha sucedido, realiza una intervención estética, marca un hito (un punto importante en el camino), escoge un lugar desde el que mirar.

Estaba nevando, se nos ha hecho de noche.

Deriva #3. Transcripción sonora

Esta tercera deriva se centra en el aspecto sonoro, en ella hacemos una transcripción de las conversaciones que se cruzan en nuestro recorrido. La pauta es caminar desde el Km.0 en línea recta en la dirección de cada una e ir escribiendo lo que escuchamos hasta rellenar dos folios, cuando hayamos completado los dos folios, nos paramos, miramos donde estamos y hacemos una breve descripción.

El texto resultante es inconexo, pero es quizás, lo menos importante. Tiene un aspecto como este:

Oeste: Más liso, con una mano o dos es suficiente. En Febrero, otro año más ¡coño!. Hay que estar peleando mucho. Bueno Rubén: Feliz Navidad. ¡Yo soy tu padre! ¿Qué pasa? ¿ya terminas? dentro de un rato. I would like that one! oh that’s wonderful. Ya pero no, bueno pues aviso a Paco y ya está. Justo acaba de pasar, yo estoy aquí justo en la intersección en el semáforo, es que hay mil autobuses, ¿estáis yendo para el autobús? Vale, voy para allá, ya os veo. Chicos, por favor, escuchad,mirad vamos a entrar a la cripta de la Catedral, la cripta son espacios que están por debajo de la catedral, los techos son muy bajos, el suelo también es distinto, vamos a ir entrando en silencio, despacio, vamos que ya con esto terminamos.

A lo largo del recorrido el sentido de la escucha se agudiza, el cuerpo entra en un estado meditativo, caminar y escuchar, caminar, escuchar y transcribir. La ciudad se vuelve sonido, la imagen desaparece y en esta historia que se va construyendo diferentes personajes entran en escena para desaparecer. Conversaciones de calle, ‘¿donde estás? Feliz Navidad’ frases hechas que marcan un tiempo, que vienen de la calle, donde lo que habla no es lo que se dice sino lo que está entre cada frase. Y al completar las dos páginas después de dos horas y alzar la mirada para describir donde he llegado la imagen vuelve a hacerse presente: una carretera, unas obras y una grua, un cartel que pone ‘Batán’, edificios de ladrillo, una gasolinera de Repsol, un colegio, la residencia Monte Hermoso, una cartel con la foto de Soraya Sáenz de Santa María con el logo del 20D.

Deriva #2. El centro con una silla

Un grupo de personas recorriendo una calle con una silla. A partir de este enunciado realizamos la segunda deriva por el centro de Madrid, con el objetivo de mirar situaciones cotidianas y transformarlas, construir pequeños escenarios a partir de la decisión de colocar la silla para mirar la escena.

Puedes coger la silla y ponerla donde quieras. Varias personas con su silla mirando una acción que está sucediendo, generan un marco. Construyen un escenario, dan foco a una escena. En un momento dado Gema se ha sentado al lado de unos obreros que estaban cambiando adoquines en la calle al lado de San Ginés. La escena cambia. De repente una escena cotidiana se vuelve escénica. Los obreros se sienten observados, hay alguien poniendo atención a lo que están haciendo. Y le dicen -Eso, ahí, tu ponte ahí, a ver si aprendes algo- De repente esa acción cobra otra dimensión.

En una acción tan sencilla como colocar una silla y sentarse es el contexto lo que le da significado. No es lo mismo sentarse mirando una obra que sentarse al lado de una parada de autobús, entonces uno se convierte en punto de información y viene un señor a preguntarte si ahí para el autobús amarillo. Y como estás ahí, le contestas. La gente va entrando y saliendo del juego a medida que avanzamos.

Las acciones tienen un principio y un final muy claro aunque no hablemos entre nosotras. Hay acciones sencillas sólo de sentarse que vienen definidas por una ocupación del espacio, de apropiación, incluso de invasión de la propiedad  por el lugar donde te colocas. Al sentarnos en un lugar de aparcamiento de zona verde o un paso de cebra. Un señor me dice – ¿qué pasa? ¿ya no pueden pasar los coches por aquí?-.

Recorrido: Puerta del Sol (km.0) – O- Calle Mayor – S – Calle Felipe III – Plaza Mayor – N – Calle Coloreros – Plaza de San Ginés – Calle San Martín – Plaza de las Descalzas -O- Plaza San Martín – Travesía Trujillos – Calle Trujillos – Calle de las Conchas – S – Costanilla de los Ángeles – Calle de la Priora – Plaza Isabel II (ópera) – N – Calle Arrieta – Calle San Quintín – Plaza de la Encarnación – Calle Bailén (Palacio Real)

Deriva #1. La periferia

Caminar en línea recta, escoger un escenario, un encuadre y realizar una acción que os ponga en relación con ese lugar. Con este enunciado comenzamos la serie de derivas con el objetivo de ir migrando del centro a la periferia. Registramos el recorrido de ida y la acción. Cada una lo realiza en la dirección que ha escogido previamente.

 

Oeste:

 

Hacia el Sur:

Deriva #0. Encuentro en el Km.0

El primer gesto es un encuentro en el Km.0 en la Puerta del Sol de Madrid. En este primer encuentro cada una elige una dirección, Norte, Sur, Este y Oeste y comienza a caminar.

En el inicio de este recorrido, en el que aún desconocemos hasta dónde llegará, sólo tenemos una dirección. En este primer instante miramos a nuestro alrededor. Hay mucha gente en la plaza, hay un grupo de turistas esperando para hacerse la foto en la placa. La placa apenas se ve, Gema ha tenido que preguntarle al Guardia Civil de la Casa de Correos donde estaba exactamente porque no la encontraba.

Es un punto de origen, ‘un punto de encuentro para no perderse’ he leído que decía un comentario en una foto. En realidad no es el centro geográfico de Madrid tampoco lo es de la península, pero eso no se sabía en el S.XVIII, cuando se construyeron carreteras radiales a lo largo de la península con Felipe V, poco después de haberse trasladado a Madrid la capital.

En muchos países hay Km.0, es un hito que alude al territorio, que mide las distancias, y que, como el norte magnético, no está donde debería estar. Es una construcción. Vamos a jugar a construirla en cualquier otro lugar.